Rigoberta Menchú, el sufrimiento del pueblo indígena de Guatemala y la lucha para la defensa de los derechos humanos

Nacida el 9 de enero de 1959, en Chimel, en la región noroccidental de Guatemala, Rigoberta Menchú Tum es una defensora de los derechos humanos. Sin embargo, como lo vamos a ver, los sucesos que motivaron la lucha de esta mujer para los derechos humanos son aterradores. Desde muy pequeña, Rigoberta conoció la injusticia, la discriminación y la explotación. A los 5 años, comenzó a trabajar en una finca de café, en condiciones muy duras, tan duras que fueron la causa de la muerte de uno de sus hermanos.

Rigoberta Menchú, al recibir el Premio Nobel de la Paz en 1992. Foto: Carlos Rodriguez/ANDES, CC BY-SA 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0, via Wikimedia Commons

En 1967, el padre de Rigoberta, Vicente Menchú, decidió refugiarla en un convento, donde a trabaja como personal de servicio, pero donde recibe también sus primeras clases de español y de religión.

A finales de los años 70 y principios de los años 80, Guatemala estaba marcada por una gran violencia. Por lo tanto, se había creado grupos de resistencia, Rigoberta formaba parte de uno de esos grupos y su padre era el líder de una de las organizaciones campesinas más activas, el CUC (Comité de Unidad Campesina). De hecho, toda la familia Menchú Tum va a ser perseguida y en 1979, el ejército secuestra, tortura y asesina a uno de los hermanos de Rigoberta.

En 1980, las matanzas a indígenas y campesinos continuan. En ese contexto el CUC se reune en la embajada de España en Guatemala para protestar por el genocidio ocurrido en el territorio del Quiché. Esa protesta causó la muerte de 39 personas, entre ellas el padre de Rigoberta, Vicente Menchú. En efecto, Fernando Lucas García, el entonces presidente ordenó, mediante su ministro de gobernación, Donaldo Álvarez, la muerte de todas las personas que estaban en la embajada. Por lo tanto, la policía nacional civil y la judicial quemaron la embajada.

La siguiente víctima en la familia Menchú Tum fue su madre, Juana Tum Cotojá. El 19 de abril de 1980, o sea pocos meses después de la matanza en la embajada de España en Guatemala, la madre de Rigoberta fue secuestrada, violada, torturada y asesinada.

En 1981, con 22 años, Rigoberta Menchú crea el “Frente Popular 31 de enero” (fecha de la muerte de su padre en la matanza de la embajada de España en Guatemala), un frente que exige, de forma pacífica, la liberación de las tierras de los campesinos y el cumplimiento de los derechos de los indígenas. Sin embargo, tras la creación de ese frente, Rigoberta tiene que exiliarse para huir de la represión: es así como llega a México, bajo el nombre de Lupita Ruiz.

En 1983, Rigoberta regresa a Guatemala, pero no puede permanecer ahí por mucho tiempo por culpa de las persecuciones y amenazas de las que es objeto. De hecho, regresa al exilio, pero, aquella vez, se radica a Nicaragua y es allá donde recibe otra mala noticia, la muerte de otro hermano, a manos del ejército guatemalteco.

En 1988, Rigoberta publica Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia, un libro autobiográfico, escrito en colaboración con una periodista venezolana llamada Elizabeth Burgos. Gracias a ese libro, la situación de los indígenas y de los campesinos en Guatemala empieza a conocerse a nivel internacional. Pero su publicación desencadena la detención de Rigoberta, liberada algunas horas después gracias a una gran movilización a nivel nacional e internacional.

En 1991, Rigoberta se suma a la campaña “500 años”, creada por diferentes organizaciones indigenistas en respuesta a las celebraciones que se preparaban para celebrar los 500 años del descubrimiento de América por Cristóbal Colón. A finales del mismo año, el ganador del Premio Nobel de la Paz 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, presentó la candidatura de Rigoberta Menchú al mismo reconocimiento por su trabajo para la justicia social.

El 12 de octubre de 1992, Rigoberta recibe el Premio Nobel de la Paz “en reconocimiento a su trabajo por la justicia social y la reconciliación etnocultural basada en el respeto de los derechos de los pueblos indígenas”. Al ser galardonada, Rigoberta recibe una medalla de oro y una dotación de 1,2 millones de dólares, que utiliza para crear la Fundación Rigoberta Menchú Tum, cuya actividad promueve la salud, la vivienda, el urbanismo, la producción agrícola y la educación de los niños indígenas.

El 11 de diciembre de 1994, Rigoberta tiene su primer hijo y tres años más tarde, el 11 de diciembre de 1997, otro hijo que desgraciadamente fallece cuatro días después de nacer. Un acontecimiento muy duro para Rigoberta, quien lo superó gracias a la escritura de cuentos infantiles.

En 2007 y en 2011, Rigoberta Menchúb se presenta a la presidencia de Guatemala para “abrir una brecha para la participación de mujeres en la presidencia”. Explica que sabía que iba a perder estas elecciones : “En las campañas políticas se miente […] y yo creo que sería lo último que hago en la vida. Entonces, hay límites, por eso yo no creo que sería diputada o sería senadora, o sería presidenta, por esas barreras, a menos que pierda la vergüenza y entonces me van a ver ahí.”   

Hichimat OUILDANE

Étudiante en Master 1 Études Hispaniques et Latino-américaines et passionnée par les cultures catalane, hispanique et latino-américaine.

More Posts


Hichimat OUILDANE

Étudiante en Master 1 Études Hispaniques et Latino-américaines et passionnée par les cultures catalane, hispanique et latino-américaine.

Vous aimerez aussi...

1 réponse

  1. 21/11/2021

    […] Rigoberta Menchú, el sufrimiento del pueblo indígena de Guatemala y la lucha para la defensa de lo… […]

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search