Un semestre de Erasmus en Valencia: una experiencia inolvidable

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre”. – Mark Twain

Ciudad de las Artes y las Ciencias, Valencia,  2017. Fotografía: Laura Hovakimyan
Ciudad de las Artes y las Ciencias, Valencia, 2017. Fotografía: Laura Hovakimyan

Hace tres años, decidí de arriesgarme a vivir mi propia aventura. Era una decisión fácil de tomar, ya que me sentía super cómoda y tranquila a la idea de vivir en una ciudad que ya conozco y donde tengo a familiares. Justo aquel verano fuimos de vacaciones a Valencia con toda mi familia y fue en aquel entonces cuando me enamoré de esta ciudad. Cuando me di cuenta de que tenía la oportunidad de hacer un semestre en la Universidad de Valencia, no lo dudé un instante y en invierno de 2017 me fui de Erasmus y fue la experiencia más maravillosa de mi vida.

La vida universitaria

Estudié en la Facultad de Filología, Traducción y Comunicación. El campus es precioso y los estudiantes y profesores locales se mostraron muy simpáticos con los estudiantes de intercambio. El funcionamiento de las clases, así como los exámenes, eran diferentes de los de mi universidad, pero al final todo se desenvolvió bastante bien. Eran asignaturas bastante difíciles, pero tuve suerte de tener profesores muy amables quienes me aportaron muchos conocimientos nuevos.

Facultat de Filologia, Traducción y Comunicación, Universidad de Valenica, 2017. Fotografía: Laura Hovakimyan

Justo al lado de la universidad estaba la biblioteca universitaria. Disponía de una amplia selección de libros, fuentes y todo tipo de material que uno puede necesitar para estudiar. Para nuestros trabajos de grupo, siempre nos reuníamos en las salas de la biblioteca, que disponían de ordenadores, impresoras, etc.

Experiencia profesional

También tuve la oportunidad de hacer una práctica en la oficina del Cónsul Honorario de la Federación de Rusia en La Comunidad Valenciana, como traductora de ruso, armenio y español. Fue una experiencia muy enriquecedora para mí, ya que abrió nuevas puertas y oportunidades para mi futuro.

Como muchas metrópolis de Europa, los centros de interés en Valencia están no muy lejos uno del otro: la plaza del Ayuntamiento, la plaza de la Reina, la Plaza de Toros y por supuesto El Oceanográfico y La ciudad de las Artes y las Ciencias son lugares indispensables que uno debe visitar una vez llegado a Valencia.

Desubriendo los colores de España

Una muralla delante de la calle de las Teterias, Granada, 2017. Fotografía: Laura Hovakimyan

También me apunté a muchos viajes que ofrecían Happy Erasmus y Erasmus Life y visité diferentes ciudades de Andalucía. Fue un descubrimiento magnífico para mí el rol de los árabes y sus huellas en Granada, sus barrios pequeños y auténticos, su calle de la Tetería en el pleno corazón de la ciudad con olor a té y pequeños comercios de ropa que transportan directamente a Marrakech y por supuesto la joya de Granada, La Alhambra, la perla de la historia y la cultura árabes. Desde allí se abre una vista maravillosa a la ciudad con casas de tejados blancos y calles estrechas.  Es de sobra conocido que los musulmanes trajeron consigo un sinfín de innovaciones culturales, como la alquimia, el ajedrez o la filosofía aristotélica.  La música también se vio influida por la presencia musulmana. Aparecieron nuevos instrumentos y melodías que dieron paso posteriormente al flamenco, entre otros géneros musicales. La estructura de la música tradicional española tiene, por este motivo, muchos elementos en común con la del norte de África. Por fin, existen numerosos testimonios arquitectónicos de esta época que permanecen en pie, como por supuesto La Alhambra de Granada, La Giralda de Sevilla o La Mezquita de Cordoba.

El flamenco que uno escucha en todos los rincones de Sevilla, su palacio andaluz o simplemente un paseo en el barco por el rio Guadalquivir te hacen sentir un verdadero sueño gitano-andaluz.  Las playas magnificas de Málaga o el museo de Picasso, un paseo por las huellas de la serie “Juego de Tronos” en Córdoba, te hacen valorar el tiempo y disfrutarlo a tope.

Un año o un semestre de Erasmus es algo que cualquier estudiante debería realizar una vez en su vida. Brinda la posibilidad de poder estudiar en otra universidad y al mismo tiempo conocer a la gente local, su cultura y sus costumbres. Es una de las mejores experiencias que se puedan vivir.

Vista desde La Alhamra, Granada, 2017. Fotografía: Laura Hovakimyan

Laura Hovakimyan

En parlant 5 langues étrangères, j’ai toujours été passionnée par les langues et surtout par l’espagnol qui m’a toujours attiré par sa culture et son histoire.

More Posts

Follow Me:
FacebookLinkedIn


Laura Hovakimyan

En parlant 5 langues étrangères, j’ai toujours été passionnée par les langues et surtout par l’espagnol qui m’a toujours attiré par sa culture et son histoire.

Vous aimerez aussi...

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search